¿Qué es una ICO?

La abreviación ICO significa Initial Coin Offering, esto es, Oferta Inicial de Moneda, o sea, la colocación inicial de monedas (tokens). Durante la ICO, el equipo del proyecto vende tokens digitales por criptodivisas o dinero FIAT a los inversionistas. A continuación, estas monedas se pueden usar en la plataforma de proyecto como divisa interna o bien comerciarse en los exchanges. También, en vez de ICO, el término“crowdsale” o venta en volumen se usa igualmente.

¿Para qué propósito es que los proyectos realizan ICOs?

Al expedir sus propios tokens e intercambiarlos por cripto-divisas populares (por ejemplo, bitcoin o Ethereum) o por divisas fiat (dólares o euros), el proyecto recolecta los fondos necesarios para lanzamiento o desarrollo. Usualmente, la ICO se realiza en la etapa temprana de la vida de los proyectos, con su infraestructura plenamente establecida. Los fondos se recolectan para financiar la etapa final de desarrollo, el mercadeo, o se envían a fondos de desarrollo especiales para sustentar proyectos a largo plazo.

¿Cuál es el estatus legal de la ICO?

No se puede llamar a una ICO una forma legal o ilegal de atraer inversiones. Su estatus legal, a la vez que procedimientos y requerimientos mediante los cuales las compañías habrán de reunir fondos de esta forma simplemente no están definidos en ningún país en el mundo. Además, resulta difícil determinar la naturaleza legal de las relaciones que se dan durante la ICO. En tanto relaciones financieras según el entendimiento clásico de tal relación, es difícil llamarles así. Al mismo tiempo, es razonable decir que este proceso se basa en la reputación de la gente que está detrás de esta start-up de criptodivisa, y la confianza de los usuarios (inversionistas potenciales).

¿Puedo comparar la ICO con una IPO?

Cuando una compañía desea ofrecer sus acciones al público en general, realiza una IPO u OPI (Oferta Pública Inicial – una oferta pública inicial en la bolsa de valores). La ICO puede funcionar de forma similar. Los inversionistas invierten en una “acción” de la compañía en forma de tokens criptográficos. Al mismo tiempo, la ICO tiene similitudes con la financiación colectiva, micromecenazgo o crowdfunding: los fondos usualmente se recolectan para implementar una idea determinada, esto es, en una etapa en que el proyecto no tiene un producto finalizado.

Al mismo tiempo, una IPO está regulada por legislación nacional. Por dar un ejemplo, en los EEUU se tiene que para la oferta pública de acciones, la compañía debe de incorporarse como sociedad anónima (de acciones), además de registrarse con la comisión de valores, SEC (Securities and Exchange Commision). Todo esto dificulta el proceso de atraer inversiones en el proyecto en una etapa inicial, no obstante, otorga ciertas garantías a los inversores.

En el caso de una ICO, el proceso de atraer inversiones es mucho más fácil, pero los usuarios no están asegurados de forma alguna.

¿Qué atrae a los inversionistas a una ICO?

Al adquirir los tokens ofrecidos en una ICO, los inversionistas primariamente tienen expectativa de:

  • Obtener el beneficio de venderlas a un precio mayor en el futuro (un ejemplo clásico es Ethereum, cuyos tokens costaron menos que un centavo durante la ICO en el verano de 2014, y este verano su precio ha subido a casi $ 400);
  • Usar tokens para su propósito definido, una vez recibidos los servicios reclamados a un precio más bajo.

¿Qué riesgos se tienen al participar en la ICO?

Tal vez el mayor riesgo podría identificarse como fraude ordinario, cuando los creadores del proyecto persiguen tan solo una meta: recolectar el dinero de los usuarios. Adicionalmente, ya que actualmente no se cuenta con leyes para regular la conducta de los emprendimientos de criptodivisas, desde la posición del inversionista esta transacción siempre se basa en la confianza. No es posible descartar que el proyecto no sobreviva a la etapa de aparición de producto o que decepcione al inversionista con su implementación.

Adicionalmente, en su forma actual, las ICOs usualmente se verifican en una ronda, y las posibilidades de obtener fondeo adicional de estas son mínimas. Esto también se puede ver como un riesgo potencial en términos de la existencia a largo plazo del proyecto.

¿Qué es lo que yo debiera de buscar antes de atender la ICO?

La abundancia de diversas ICOs pueden confundir a muchos inversionistas no experimentados. Así, antes que otra cosa, es necesario estudiar cuidadosamente el acuerdo de venta (Token Sale Agreement – Acuerdo de Venta de Tokens). Al leer este documento, podrán emerger detalles curiosos, que los organizadores de la ICO podrían haber omitido en la publicidad. Adicionalmente, hay indicadores no verbales respecto cuán escrupulosas son las intenciones del proyecto:

  • Disponibilidad de todos los acuerdos y reglas necesarios publicados en el sitio web como oferta pública.
  • Prototipo funcional listo.
  • Whitepaper o Informe técnico preparado con competencia, lo mismo que el resto de la documentación.
  • La presencia de escrow o fideicomiso (una cuenta condicional especial, que considera propiedad, documentos o efectivo antes de la ocurrencia de ciertas circunstancias en el desempeño de ciertas obligaciones).
  • Incorporación (registro) de la propia compañía.
  • Reputación limpia para las personas detrás del proyecto.

¿Qué ejemplos se tienen para la ICO más exitosa?

El éxito de ICO – es una cosa bastante condicional. No obstante, la cantidad de fondos recolectados suele aceptarse en lo general como un indicador. Desde este punto de visa, el liderazgo en el momento (nos referimos a estadísticas contundentes, descartando otros aspectos controversiales de las camapañas) pertenecen al proyecto Bancor, el cual en junio de 2017 recolectó 396,720 ETH en menos de tres horas. Un ejemplo de otra crowdsale rápida fue una campaña de innovación Browser Brave: en cuestión de alrededor de 30 segundos el proyecto logró alcanzar una meta final y recolectar $ 35 millones.

En mayo de 2017, la lista de plataformas de criptodivisas exitosas recibió la adición del proyecto de Storj ($ 30 millones en menos de una semana) y Aragon – en tan solo 15 minutos desde el comienzo del ICO, el proyecto recolectó el monto planeado de 275,000 ETH (alrededor de $ 25 millones).

También se puede mencionar los proyectos mobileGo ($ 53 million), Gnosis ($ 12 millón en 10 minutos), Blockchain Capital ($ 10 millones en dos horas ), Aeternity (23.4 CHF) y, finalmente, el proyecto de red Ethereum Status (alrededor de $ 100 millones).

Y tampoco olvides otro que se hizo parte de la historia de criptodivisas, el proyecto mundial El DAO, como resultado de cuyo colapso, en el verano de 2016 apareció Ethereum Classic.

Alrededor de 5,000 BTC – esta es la cantidad de fondos atraídos por el proyecto MasterCoin (ahora Omni) durante la absoluta primera recolección de fondos de cripto divisa, verificada en el verano de 2013.

Después de tan solo un año, Ethereum atrajo más de 30,000 BTC en el curso de la crowdsale. En 2016, se logró atraer algo así como 30,000 BTC para la plataforma blocking de Waves y la iniciativa descentralizada DAO que recolecta una cantidad récord de inversiones de cripto-divisas – más de 12 millones de ETH. La cantidad total de inversiones atraídas a los proyectos The DAO, Ethereum y Waves es de casi $ 195 millones.

No obstante que más de tres años pasaron desde la primera recolección de fondos para cripto-divisas, hasta hoy, muchas ICOs y crowdsales recuerdan la venta de derechos corporativos para una compañía inexistente, por ejemplo, un acuerdo de intención, en el que la parte asumió la obligación para establecerla. O sea, no existe una entidad legal, ninguna obligación de establecerla, no hay acciones. Solo hay una página inicial, una cadena de mensajes de bitcointalk, y hermosas infografías con una intricada ruta de compleción. Tal vez un video breve acerca del proyecto que incluye una voz curiosa.

Sin embargo, no todos los proyectos apuntan los datos acerca de miembros del equipo de proyecto o su sede, o al menos ciertas Condiciones mínimas de Venta de Token en el sitio web, tal vez no mencionaron los términos (reglas) para el uso del servicio. No será del todo comprensible, por la razón que sea, pero a muchos inversores les agrada de esa forma. O con más precisión, gustaba hasta hace poco.

FirstBlood, ICONOMI y SingularDTV (esta última recolectó 7.5 millones de dólares en cerca de 15 minutos), esto es una lista incompleta de proyectos que condujeron sus crowdsales tan estricto como fue posible en el campo legal: los proyectos establecieron una entidad legal y publicaron de una forma u otra las reglas para conducir la ICO, a las cuales el usuario accedía durante el uso del sitio web, el registro, y/o la compra de tokens.

Estatus Legal de una ICO

Al mismo tiempo, ni una ICO o una crowdsale se pueden calificar como formas ya sea legal o ilegal de atraer inversiones para el proyecto. Su estatus legal, procedimientos y requerimietnos para las compañías que van a recolectar fondos en esta forma no están definidos en ningún país, con la excepción de Japón. Tampoco hay reglas no oficiales para realizarlas, con las cuales podría ser posible familiarizarse con un recurso reconocido generalmente y con las que la mayoría de la comunidad de cripto estuviese de acuerdo.

De hecho, la actividad de cripto-divisas se realiza en el sector informal de la economía (Sistema D), y el estatus de la cripto‑divisa en sí es un vacío legal (la así llamada “zona gris”). Adicionalmente, es difícil determinar la naturaleza legal de la relación que se suscita en la conducción de una ICO o crowdsale. Después de todo, es difícil llamar a estas relaciones financieras clásicas.

A la par, se puede decir que la base de tales relaciones es la reputación de las personas detrás de la start‑up de criptodivisa, y la confianza de los usuarios (inversores potenciales). Uno de los ejemplos más lustrosos es la crowdsale del Exchange Kuna, cuyo éxito dependió directamente de la reputación de su fundador, Mikhail Chobanyan.

¿Qué es lo que una IPO y crowdfunding tienen en común?

Una ICO puede considerarse como análoga a una Oferta Publica Inicial, y crowdsale puede verse como análoga al crowdfunding.

La diferencia radica en que cuando se da una IPO, un inversor obtiene acciones reales, y en el caso de una ICO – son las así llamadas cripto-acciones – tokens criptográficos que en realidad no son acciones, sino que permiten al inversionista recibir una parte de las ganancias de la compañía. Y hay una diferencia del mismo tipo entre crowdinvesting y crowdsale.

Adicionalmente, la conducción de una IPO y de crowdinvesting usualmente están reguladas por la legislación nacional (en contraste con una ICO y crowdsale).

Así por ejemplo, en los Estados Unidos, para la oferta pública de acciones, su emisor (una compañía necesariamente constituida como sociedad anónima) debe de registrarse con la SEC (Securities and Exchange Commision). El proceso de registro por sí mismo es complejo y extenso.

Al mismo tiempo, la compañía necesita publicar una cantidad de información suficientemente extensa (incluyendo reportes financieros). Así también, cada bolsa de valores establece sus propios requerimientos al emisor para el proceso de enlistado (que es la inclusión de los valores en la lista del exchange o bolsa). Entonces, el exchange puede determinar el número necesario de accionistas, el tamaño del ingreso de la compañía para el año anterior o el valor de los activos, etc.

El crowdfunding en los EEUU es posible únicamente en portales especializados para reunir fondos, o mediante corredores. Los Crowd-Inversionistas y los Propietarios de la compañía tienen el derecho de proporcionar servicios relevantes solo tras el registro en SEC. También existen restricciones sobre la cantidad de dinero que puede recolectar una compañía. Y entonces, como en el caso de una IPO, el emisor debe de proporcionar a SEC y a los inversores informes financieros y cierta información adicional.

Todo esto complica el proceso para atraer inversiones al proyecto en una etapa de desarrollo inicial, pero igualmente proporciona garantías a los inversores. En el caso de una ICO, el proceso de atraer inversiones es mucho más fácil, pero los usuarios no están asegurados de forma alguna.

¿Es posible que una bolsa de valores que comercie cripto‑divisas, en vez de que se realice una crowdsale, recolecte los fondos con ayuda de crowdinvesting, y así proporcionar las garantías apropiadas a los inversionistas? Definitivamente, sí. Y además, Bitstamp, Kraken y ShapeShift realizaron su recolección de fondos de esta forma.

En general, ahora cualquier proyecto de cripto-divisas puede ciertamente, conducir crowdinvesting de forma legal, y el inversionista en consecuencia, recibe acciones de la compañía real. Es posible hacer esto, por ejemplo, mediante la plataforma BnkToTheFuture.

¿Qué necesita hacer un participante potencial de ICO?

En primer lugar, necesitas tener presente que el contenido de publicaciones hermosas en bitcointalk difiere mucho de las provisiones en el Token Sale Agreeement respectivo. Y con frecuencia, el conocimiento posterior de las segundas revela que los tokens no son confirmados con los derchos corporativos de los participantes de la ICO, sino que se trata de su derecho a participar en el proyecto (o el sistema).

En la mayoría de casos, el acuerdo de ventas provee expresamente que los tokens no son acciones ni otro tipo de valor. En este caso, si no es como “envolturas de dulce”, no se les puede llamar de otra forma.

Y además, por regla general, al adquirir un token o tan solo al usar el sitio, el usuario confirma que él o ella tiene suficiente conocimiento de las cripto‑divisas y bloqueo seguro, así como el conocimiento necesario para participar en la ICO. Después de eso, se hace participante en la recolección de fondos de cripto‑divisa bajo su propio riesgo, y además renuncia a reclamos a la compañía y a la posibilidad de rembolso de sus fondos.

Probablemente ya hay muchas personas que han escrito acerca de las provisiones Capslock acerca de la negación de garantías por parte de la compañía (Disclaimer of Warranties – Descargo de Garantía) y las limitaciones de responsabilidad de aquella (Limitación de Responsabilidad). Pero, por alguna razón, no todos los miembros de una crowdsale las lee.

A primera vista, podrá parecer que las reglas publicadas en el sitio, se establecen de forma que no puedas atender apropiadamente y no las conozcas. No obstante, de hecho estas son vinculantes para las partes del acuerdo. Esto es justo el caso cando necesitas ser un curador real y cuestionar cada frase en el sitio o en las redes sociales, sin importar lo bonito que suene. Porque en las reglas para la conducción de un ICO o un acuerdo de la venta de tokens, el lenguaje podrá difererir concretamente.

Esto es difícil, y según lo evidencia la práctica, no todo inversor potencial para un proyecto de cripto-divisas está listo para tomarse la molestia de revisar siquiera algunas páginas del acuerdo en inglés. Muchos apenas se supeditan a una cadena de mensajes en bitcointalk y la descripción del proyecto y la crowdsale en el sitio, ni siquiera leen el artículo/Whitepaper.

Más, incluso en este caso, los usuarios tienen opciones – la de contactar a compañías de terceros o expertos de su confianza para auditar tal proyecto y su ICO. Bueno, como ocurre con los mismos proyectos de cripto-divisa, desde hace tiempo han ordenado crowdsale de forma “llave en mano” a las mismas compañías o individuos expertos.

En resumen, repasamos que no deberemos de olvidar acerca de los indicadores no verbales de las intenciones probas del proyecto, que recolecta fondos para cripto-divisas:

  • Disponibilidad de todos los acuerdos y reglas necesarios publicados en el sitio web como oferta pública.
  • Prototipo funcional listo.
  • Realizada apropiadamente por WP junto con otra documentación.
  • La presencia de fideicomiso (una cuenta condicional especial, que considera propiedad, documentos o efectivo antes de la ocurrencia de ciertas circunstancias en el desempeño de ciertas obligaciones).
  • Incorporación (registro) de la propia compañía.
  • La reputación limpia de las personas detrás del proyecto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.